Algunos consejos para no dormirse al volante este verano

Algunos consejos para no dormirse al volante este verano

Como cada año, millones de españoles se lanzan a las carreteras para disfrutar en julio, agosto, e incluso septiembre, de sus merecidas vacaciones. Este 2021 con más razones, después de haber pasado por un 2020 con una movilidad muy reducida y limitada por cuestiones evidentes de la actual crisis sanitaria que vivimos. ¡Parece que el plan de vacunación nos ha dado cierto respiro a la hora de irnos de vacaciones!

Entonces, ¿vacaciones? Sí, ¿dónde? Pues este año toca más turismo nacional que extranjero. Las fronteras con muchos países siguen cerradas, o existen todavía ciertas restricciones y procesos sanitarios y burocráticos lentos (PCR, test de antígenos…) que hemos decidido movernos por nuestro país.

De esta forma, desde la Dirección General de Tráfico (DGT) prevén que el número de desplazamientos podrá sea más intenso en las carreteras y localidades más frecuentadas, como es el caso del Levante o de Andalucía. Y cuantos más movimientos, tráfico hay, mayor riesgo de accidentes se producen. Es estadístico.

Por eso, desde la DGT y Tibermotor Madrid volvemos a recordar algunos consejos a la hora de ponerse al volante, que sin duda nos servirán para llegar a nuestro destino sanos y salvos para poder disfrutar de los días de descanso.

Antes de salir a la carretera este verano

  • Es fundamental estar descansado. ¿Sabías que una de las mayores preocupaciones de los conductores es tratar de llegar al destino cuanto antes? Son muchos los casos en los que el conductor trata de retrasar el tiempo hasta la primera parada lo máximo posible para que el viaje no se haga tan largo. Este error es muy común y no es nada recomendable. De hecho, la DGT recomienda iniciar el viaje descansado y hacer paradas cada dos horas o 200 kilómetros para estirar las piernas, desentumecer los músculos y airearte para retomar el viaje de manera tranquila y segura. Si en algún punto comenzáis a cerrar los ojos es fundamental parar. ¡Lo importante es llegar! No pasa nada por llegar un rato más tarde de la hora prevista.
  • Buena alimentación e hidratación para permitirnos estar en alerta y no despistarnos. Parecerá algo muy evidente, pero no siempre es así. La alimentación también puede ayudar a evitar el sueño. Y por supuesto, nada de bebidas alcohólicas.
  • Ropa cómoda. Vamos de viaje y necesitamos estar cómodos, sobre todo en desplazamientos más largos. También recomendamos que la temperatura no supere los 23 grados ya que pueden aparecer síntomas de somnolencia.
  • Cumplir con las normas. ¡Sí! Es muy importante respetarlas, todas. Y en este sentido, destacamos especialmente el uso de los intermitentes para indicar a los vehículos que nos rodean nuestros futuros movimientos. Especialmente en épocas donde las carreteras se llenan.

Y recordamos una vez más, al volante, 0 alcohol.

¡Que disfrutéis de vuestras vacaciones!