Óscar Soriano, director general de Tibermotor Madrid: “Estoy enamorado de mi equipo”

Óscar Soriano, director general de Tibermotor Madrid: “Estoy enamorado de mi equipo”

Siempre en un papel discreto, sin darse el protagonismo que tiene liderar uno de los mejores concesionarios y talleres Volvo de España y de Europa. Apoyado siempre de su equipo, cercano y atento con clientes, partners y proveedores, hablamos con Óscar Soriano, CEO de Tibermotor Madrid, aprovechando el 15 aniversario de la compañía.

PREGUNTA. Óscar, empecemos por el inicio. ¿Cómo y cuándo nace Tibermotor?

RESPUESTA. Tibermotor nació en el verano de 2006. Un año antes conocimos que el concesionario de nuestra zona, entonces Esteban Rivas en Leganés, dejaba la marca. Fuimos varios grupos quienes nos postulamos a Volvo para coger su representación. Nosotros fuimos los elegidos por Volvo España en marzo del 2006.

Antes de todo ello, nosotros éramos concesionario Chrysler Jeep desde 1993, y Tiberauto era un concesionario de referencia para la marca americana en España. Cuando me incorporé de nuevo a la empresa familiar en 2002, me di cuenta de que el futuro no apuntaba por distribuir una sola marca, y menos americana, tan diferente a nuestra cultura europea. El tiempo nos ha demostrado que acertamos. Con la gran crisis del 2008, Chrysler Jeep quebró en 2009, encontramos una gran oportunidad de hacer un gran concesionario Volvo en el Sur de Madrid, y crecimos en Alcorcón y en el centro de Madrid Capital.

 

P. ¿Y siempre habías trabajado en la empresa familiar? ¿Cuál ha sido tu trayectoria profesional?

R.La verdad es que es una historia bonita, como la de tantos hijos de emprendedores como mi padre. Te cuento. En 1993, todavía estudiando la carrera, comencé a trabajar en la empresa familiar para ayudar a mi padre. Por aquel entonces, en pleno apogeo de la crisis del 92,  la crisis nos estaba afectando mucho, y fueron años muy duros.

Después, en 1995, tomé la decisión de salir de la empresa. No era feliz con lo que estaba haciendo, hablé con mi padre, y decidí hacer carrera profesional fuera del ámbito familiar. Así, a la aventura, inicié un proceso de selección para un puesto de exportación en Acerinox, una multinacional que se dedica a la fabricación de aceros inoxidables, y cumplí mi sueño de trabajar en el extranjero. Trabajé dos años en Birmingham, en Reino Unido, y después me fui a trabajar tres años a Bruselas para trabajar en la meca del comercio.

P. ¿Qué crees que te aportó trabajar fuera? ¿La experiencia fue buena?

R. La verdad es que fueron años de máster intensivo a todos los niveles, y lo aproveché mucho. Trabajaba muy duro porque sabía que algún día me ayudaría en mi propia empresa, conocí a mucha gente y llevaba la bandera de mi pueblo Getafe por media Europa.

P.¿Cuándo decides volver y por qué? crees que te aportó trabajar fuera? ¿La experiencia fue buena?

R. En 2002 mi situación personal y familiar cambió, así que decidí volver a casa. Venía con una mentalidad nueva, con un modelo de mentalidad más europeo, comparado con lo que conocíamos en España entonces, y más concretamente de lo que yo había conocido en Bélgica y Países Bajos, que por mi trabajo era con los sectores y empresas con las que me había relacionado. Tenía muy claro que quería impulsar una empresa con mentalidad holandesa en el sur de Madrid. Creo que no ha sido fácil, pero lo hemos conseguido – se ríe.

P. ¿Qué significa una empresa con mentalidad holandesa?

R. Os explico. En Holanda las empresas tienen una cultura de empresa formidable, y los empleados un compromiso muy fuerte con la misma. El trabajador es valorado por su resultado y por lo que ayuda a otros compañeros a obtener el suyo. Allí se valora mucho el organigrama invertido de empresa, lo que significa que un jefe o manager debe convertirse en facilitador del trabajo de los que están por debajo. La palabra clave es ayudar.

Siempre he creído que el trabajador es la fuente de inspiración de una empresa, y el protagonista de la película que se graba todos los días en una empresa. Por eso siempre fomento la lluvia de ideas con todo mi equipo. Me gusta escuchar desde al último empleado que se acaba de incorporar al taller hasta al equipo de dirección. Todos inspiran, y ese es en el modelo de empresa en el que yo creo.
P. Bueno, pues se cumplen 15 años de Tibermotor, ¿el balance es positivo?

R. Francamente positivo, hemos crecido de la mano de una gran marca como Volvo, quien desde el 2015 con el nuevo XC90 y los posteriores éxitos del XC60 y XC40 ahora, pues hemos multiplicado por 10 nuestras ventas desde el año 2007 al 2020. Un balance cuantitativo muy positivo, y también en lo cualitativo, porque nos sentimos muy unidos a nuestra marca, compartimos valores, nos sentimos valorados y apreciados, y tenemos el mismo objetivo: crecer y fidelizar a nuestros clientes.

 

P. Y la pandemia, ¿de qué forma os afectó?

R. La verdad que fueron semanas muy difíciles, muy duras, mucha preocupación, mucha tristeza, mucha incertidumbre, fue un tiempo muy difícil, pero también es cierto que echando la vista atrás, en muchas ocasiones recordamos internamente los ZOOM que teníamos todos los viernes a las 16:00. Todo el mundo se enganchaba a la reunión semanal, donde nuestro equipo directivo, Carlos, Miguel, Victor, Olga y yo mismo, informábamos a toda la empresa de la evolución de la situación. Al principio acerca de los ERTES, activamos anticipos para quien los necesitara, nos dábamos ánimo y apoyo.

Cada viernes teníamos una cita informativa, que es algo que después todos valoramos mucho, nos unió. Abrimos después de 6 semanas cerrados. Recuerdo que el lunes 27 de abril fuimos el primer grupo de 8 personas, a la semana siguiente otras 4, y así paulatinamente fuimos recuperando la “nueva” normalidad.  Perdimos mucho dinero durante esos dos meses, pero lo recuperamos en los siguientes tres. Todos regresamos muy motivados, y valorando mucho la suerte que teníamos de tener un puesto de trabajo, una gran empresa, una gran marca, grandes proveedores, y maravillosos clientes que nos daban su confianza.

P. ¿Qué destacarías del personal?

R. Todo, destacaría todo, yo estoy enamorado de mi equipo. Si algo positivo ha tenido esta desgracia que hemos vivido, en mi caso ha sido la oportunidad de estar más cerca que nunca de mi equipo. Todas las mañanas a las 8:30 horas cuando llego a la oficina, bajo a los talleres, a recambios, a lavadero, y saludo uno a uno a todas las personas, nos damos un like, que estamos bien, sanos y por la tarde igual, antes de cerrar en taller, a las 18:00 bajo a preguntar qué tal ha ido el día.

Destacaría el enorme compromiso de todo el personal, hemos defendido cada uno nuestra parcela con uñas y dientes, hemos dado el mejor servicio al cliente de nuestra historia, cuando el cliente más lo necesitaba, calor, cariño, cercanía, respeto y agradecimiento por venir a visitarnos con el miedo que todos tenemos de contagiarnos.

El equipo humano de Tibermotor tiene una matrícula de honor este 2020 y 2021 como la copa de un pino. Para celebrar este gran trabajo y nuestro 15 cumpleaños que no hemos podido celebrar como nos hubiera gustado, la empresa ha regalado a cada trabajador 1 noche de hotel con cena en la red de paradores de RURALKA, para que cada uno lo disfrute y recuerde este aniversario. Todos se merecen el viaje a la luna con Jeff Bezos, pero bueno disfrutaremos en RURALKA – risas.

P. ¿Y qué crees entonces que los clientes valoran más de Tibermotor?

R. Nuestra cercanía, nuestra ganas de agradar, nuestras ganas de servir, nuestras ganas de ayudar, nuestras ganas de aportarles valor, nuestras ganas de hacerles sentir lo que son de importantes para nosotros, son nuestra razón de ser. Respetamos muchísimo a nuestros clientes, sabemos que son quienes nos devuelven su confianza repitiendo visitas a taller, y comprando y repitiendo con Volvo en Tibermotor.

Para nosotros el CLIENTE es el rey, le damos mucho cariño, y él nos lo devuelve continuamente.

P. Sois patrocinadores del Getafe y de Pádel Velo, una escuela de pádel de Getafe, ¿qué supone para vosotros?

R. Sí, patrocinamos al Getafe CF desde hace 7 años. Nuestro origen es getafense, mi padre emigrante cordobés, en los 60 se instaló en el primer pueblo medio grande de la época llegando desde Andalucía, que era este. Creó su propio taller mecánico,  Talleres Antonio, era el mecánico del pueblo, el “cordobés” tenía siempre una solución para coche. Luego nosotros los hijos, Olga y yo, somos muy de Getafe, lo llevamos con mucho orgullo, es un gran pueblo, como todos los del Sur de Madrid, bueno….como todos los de la Comunidad de Madrid, estamos orgullosos de ser madrileños… Intentamos patrocinar al Atlético y al Real Madrid, pero estaban ya comprometidos – bromea – así que lo intentamos en casa y fue un sueño hecho realidad. Hoy el equipo gestor con su presi a la cabeza son grandes amigos. Nos apoyamos y ayudamos en todo.

La escuela Pádel Velo es una historia muy bonita, con la que nos identificamos mucho. La forman dos hermanos muy currantes, que hace 10 años montaron una pequeña escuela en nuestro barrio, el Sector 3 de Getafe. Volvo España ha sido patrocinador ocho años del World Padel Tour, nosotros quisimos amplificar en nuestra zona de influencia ese gran patrocinio de nuestra marca en el pádel, y encontramos en el proyecto de Carlos y Sergio, la horma de nuestro zapato. Hoy la Escuela Pádel Velo da clase a 400 alumnos todos los meses, tenemos la Escuela “empapelada” con nuestros modelos Volvo, patrocinamos a los 5 grandes equipos que nos representan en diferentes ligas de pádel de la Comunidad, hemos llegado y ganado varios campeonatos. Lo pasamos genial, y vendemos coches gracias a esta colaboración. ¡Qué más podemos pedir! 

P. Sí porque con Getafe también estáis muy ligados a Cruz Roja, no? 

R. ¡Sí! Y la verdad es que la historia es muy bonita. Durante el confinamiento de abril de 2020, le preguntamos a la alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, a qué colectivo podíamos ayudar. Ella nos puso en contacto con varios, entre ellos Cruz Roja Getafe, y quisimos conocer su proyecto y visitarlos. Con esa visita, entendimos de primera mano que desde Tibermotor Madrid teníamos que ayudar. Solo tienes que estar allí un par de horas para entender la gravedad de la situación que viven miles de familias cercanas a nosotros, así que realizamos varias donaciones económicas en torno a los 6.000 eur.

Desde entonces, la relación con ellos es muy buena. Hace poco nos han visitado Miriam, Laura y Miguel, de Cruz Roja Getafe, para informarnos que surgen nuevas necesidades de cara al inicio de curso académico, y las necesidades de muchos niños de tener material escolar y didáctico, … Así que esta semana hemos realizado una aportación económica de 3.000 eur desde nuestras empresas Tibermotor y Rehatrans.

Hay mucha necesidad, y las empresas que podamos, tenemos que ayudar de alguna forma. También pienso que cualquiera, a título personal, puede realizar una aportación, aunque sea mínima. ¡Eso también ayudará!

P. Hablemos de Volvo. ¿Qué destacarías de la evolución de los modelos?

R. Madre mía, necesitaría un rato para desarrollar esta buena pregunta – sonríe. Pero lo resumiría en 2 ideas: ¿verdad que tú también tienes la percepción que se ven muchos Volvos circulando por las carreteras? Pues sí, así es, hemos casi doblado nuestra cuota de mercado en los últimos 7 años. Volvo siempre tuvo una gran imagen de marca, fruto del enorme trabajo que realizan los 60 trabajadores de Volvo España, con su equipo directivo a la cabeza, que es el mismo desde hace 20 años: Enrique Entrala, Patricia Navas, Felipe del Baño, Oscar Alvarado, Magdalena Aragoneses, Jose María Galofré su CEO, así hasta 60 grandes profesionales con un objetivo común: servir a nuestros clientes, y no al revés.

Este gran trabajo de las personas, unido al fantástico producto que hemos ido recibiendo en los últimos 6 años, cada año con un lanzamiento mejor que el anterior. Tecnología puntera del sector, transición de motores de combustión a híbridos enchufables que son maravillosos, 50 kms en eléctrico y luego combustión, ahora nos llegan los eléctricos puros…. 

P. Por último, ¿qué esperas de los próximos 15 años?

R. Espero seguir disfrutando con mi trabajo como hasta ahora, pero te confieso que después de 20 años dedicado al mundo del concesionario, tengo también mis momentos de bajón… (jajaja). Me siento joven, pero cuando empecé con 32 años me comía el mundo y ahora me “comen” mis 3 hijos adolescentes (jajaja) – se ríe.

La presión diaria es fuerte, los objetivos mensuales muy desafiantes, el modelo de concesionario está sufriendo grandes cambios, como tantos mercados el nuestro no es ajeno a un nuevo mundo post covid.

Pero tengo claro que nos adaptaremos, bueno la verdad que ya lo estamos haciendo, hemos cambiado muchos procesos, hemos adaptado las instalaciones para tener al cliente todavía más en el centro de todo.

También hemos madurado muchísimo como organización. Como decía antes la pandemia nos ha unido. Entre nosotros nos llevamos mucho mejor, nos ayudamos más que nunca entre los 55 trabajadores. Somos una piña, un equipo de alto rendimiento, todos sabemos lo que tenemos que hacer y vamos a por ello.

P. Terminamos, Óscar. ¿Unas últimas palabras? 

R. Nada, que en nombre de este equipo Tiber, queremos dar las gracias a todos nuestros clientes, proveedores, bancos, Volvo España, a todos, ¡muchísimas gracias! Justo ayer publicábamos un vídeo en nuestros canales con un mensaje de ellos, y aprovecho la ocasión para darles las gracias.

Ya saben nuestro lema: Tibermotor, siempre a tu disposición. Y que os cuidéis mucho.